300 229 32 79 Tel:(57)(1) 8 98 71 52 info@geriatricoelrecuerdo.com

Los juegos para ancianos son excelentes maneras de ejercitar los “músculos mentales”.

Jugar no es solo esencial para los niños; también puede ser una fuente importante de relajación y estimulación para el adulto mayor. Las personas mayores deben jugar con sus  amigos, familiares o compañeros, esto alimenta su imaginación, creatividad, habilidades para resolver problemas y bienestar emocional.

El juego genera alegría a la vida del adulto mayor, ayuda a aliviar el estrés y favorece la coneccion con sus sus compañeros y familiares. Las personas mayores pueden jugar solas o con una mascota, pero para obtener mayores beneficios, el juego debe involucrar al menos a otra persona y se debe realizar en dentro de una atmósfera tranquila, lejos de la sobrecarga sensorial de los dispositivos electrónicos.

El juego puede sanar heridas emocionales. Como adultos, cuando juegan juntos, están participando exactamente en los mismos patrones de comportamiento que dan forma positivamente a los cerebros de los niños. Estos mismos comportamientos lúdicos que predicen la salud emocional en los niños también pueden conducir a cambios positivos en los adultos. Si una persona emocionalmente insegura juega con un compañero seguro, por ejemplo, puede ayudar a reemplazar las creencias y conductas negativas con suposiciones y acciones positivas.

Jugar no solo ayuda a vencer el aislamiento y fomenta la socialización, también tiene beneficios cognitivos para el adulto mayor, además de esto ayuda a conservar las habilidades de memoria y agudeza mental.

En nuestro hogar utilizamos juegos de mesa como complemento excelente de diversión y ejercicio mental para el adulto mayor en áreas sociales campestres que permiten la máxima relajación y disfrute al adulto mayor.

A %d blogueros les gusta esto: