¿Qué son los hogares geriátricos en Bogotá? 

¿Qué son los hogares geriátricos en Bogotá? 

Son instituciones especializadas en brindar cuidados especiales, servicios de enfermería y atención médico-geriátrica para personas de la tercera edad, los cuales muchas veces son dependientes de cuidados y atenciones debido a enfermedades o complicaciones que padecen. 

Lamentablemente, A medida que el tiempo pasa, la casa de siempre deja de ser funcional para una persona de la tercera edad. Los riesgos empiezan a parecer en todos lados. Y la verdad es que es preferible evitar a tiempo un posible accidente, en vez de asumir desafortunados eventos. 

Existen condiciones variadas que pueden garantizar el bienestar de una persona cuando envejece. En primer lugar, está la opción de reformar la casa, contratar a personal permanente o esporádico y estar pendientes de ellos. Pero hay algo que queda siempre pendiente: ¿Cómo se logra que ellos se mantengan entretenidos y se encuentren en un entorno social adecuado? ¿Cómo conseguir que ellos se mantengan intelectualmente activos y cuiden su salud? Estas facultades son más una decisión de ellos mismos, la cual se puede llegar a fomentar en el momento en el que se les permite ser autónomos. 

Hoy por hoy, países como España, Chile, Estados Unidos y Alemania tienen modelos y productos específicos para las personas de la tercera edad. Y afortunadamente en Colombia ya hay iniciativas con mucha calidad de vida para estos adorables e increíbles abuelos. 

Se puede ver ahora que el servicio de transporte público piensa en la integralidad de los servicios y se ve como están diseñados especialmente para ellos.  

También se ve que hay ahora conjuntos residenciales para adultos mayores, los cuales son como hogares geriátricos en Bogotá, sólo que gigantes, en donde los adultos pueden llevar una vida plena, como si cada uno tuviera su propia casa. Esta modalidad de los conjuntos residenciales para personas de la tercera edad tiene un futuro muy promisorio. Ya sean casas o apartamentos, aquí las personas mayores podrán organizar su propio hogar. Podrán organizar su vida. 

Aquí ellos tienen muchas comodidades y ventajas como el hecho de que se pueden olvidar de pagar servicios, de pagar impuestos, de hacer limpieza, de lavar ropa, así como también hay personas que están pendientes de su salud y alimentación. No tiene ninguna obligación más que vivir en comunidad. 

A estos lugares también se les suele conocer por el nombre de Centro de Retiro, Estancia o Residencia. Resulta que los hogares geriátricos en Bogotá precios pueden variar dependiendo de los servicios que se brinden. Hay que tener en cuenta que los hogares geriátricos en Bogotá gratis tienen algunas desventajas, pues los servicios que se ofrecen pueden no ser de la calidad de una institución paga.  

Las ventajas de los hogares geriátricos en Bogotá  

  • Las personas pueden en un hogar geriátrico compartir experiencias con otros que comparten su misma edad. Pueden hacer lo que deseen y no deben tener preocupaciones. 
  • Estos hogares son cada vez más completos y más rigurosos, siendo hoy en día lugares con una temática de resort, living suits o clubes residenciales, pero especializados en adultos mayores. 
  • Hay ya en el país instituciones con esta metodología a la cual asisten adultos mayores, ya sea solos o en pareja. 
  • Es importante optar por una residencia antes de cualquier altercado que afecte negativamente a la persona en cuestión o a sus seres queridos. Por ellos es bueno decidirse por hogares geriátricos en Bogotá antes de que una enfermedad o un accidente ocurra. 
  • Al ser estos lugares mucho más tranquilos para vivir, las personas mayores completamente sanas también optan por ir a estos lugares y encontrar una vida mejor. 
Descubre nuestro hogar geriátrico cerca de Fusagasugá 

Descubre nuestro hogar geriátrico cerca de Fusagasugá 

Si quieres enterarte de por qué nuestro hogar geriátrico cerca de Fusagasugá es tan increíble, aquí aprenderás mucho más… 

Aquí verás muchos puntos positivos de la cercanías de este increíble lugar y del por qué nuestro hogar geriátrico cerca de Fusagasugá es tan maravilloso y perfecto para los adultos mayores: 

  • La distribución de las principales fuentes hídricas de Fusagasugá se encuentra al occidente del municipio el río Chocho-Panches y al sur los ríos Cuja, Batán y Guavio, cada uno con sus respectivos afluentes, que conforman la parte central de la misma cuenca. En el sector donde los ríos Panches y Cuja se encajonan y conforman el Río Sumapaz, sus afluentes bajan casi verticalmente, formando así un drenaje subparalelo, mucho más denso que el dendrítico principal. Las aguas subterráneas (nivel freático) en la zona se encuentran a profundidades mayores de veinte metros, con excepción de algunas zonas en donde están entre 1,5 y 2 m. 
  • En cuanto a la economía del lugar, el mercadeo agropecuario regional, el comercio, la construcción y el transporte son las actividades determinantes de la economía de la ciudad; sin embargo, el acelerado crecimiento del tercer sector (servicios), especialmente el fortalecimiento de las actividades del sector educativo, salud, recreación, turismo, transporte y las políticas públicas locales de apoyo a la agrotecnología, apuntan a ser a corto plazo los dinamizadores del desarrollo local. 
  • En el ámbito del transporte público, Fusagasugá en la actualidad posee una terminal de transporte de pasajeros ubicada sobre la antigua Vía Panamericana, en la cual operan diversas empresas urbanas, intermunicipales e interdepartamentales para la prestación del servicio público. Podemos recalcar a este punto la importancia de este sector en la economía local, pues varias de las empresas de transporte de pasajeros y de carga del orden nacional fueron fundadas en este municipio. 
  • Si miramos el campo de la salud, podemos notar que en Fusagasugá hay diez instituciones prestadoras de servicios de salud, IPS, un hospital de segundo nivel, catorce IPS privadas, ópticas, consultorios médicos y odontológicos, laboratorios clínicos, entidades promotoras de salud, EPS, administradoras de régimen subsidiado, ARS, droguerías, comedores populares y hogares geriátricos. 
  • Otro punto importante de Fusagasugá es su turismo, pues tiene algunos lugares que son increíbles atractivos para los turistas, como lo es la Casona Coburgo, la Iglesia de Nuestra Señora de Belén, la Biblioteca Municipal, la Casa de la Cultura, las casonas Coburgo, Balmoral, Betania, Tierra Grata, La Tulipana, La Palma, etc., el Estadio Fernando Mazuera Villegas, el Cerro Fusacatán, el Parque Natural San Rafael, el Parque Municipal Coburgo o Bonnet (nombre que se le da equivocadamente) y el Chorro de padilla. 

 

¿Por qué elegir un hogar geriátrico cercanías de Fusagasugá? 

Si miramos la conexión con la naturaleza veremos que es mucho más sana que la de la ciudad. Pero con un hogar geriátrico con acceso a la ciudad por su cercanía, que también conserva las ventajas de un lugar rural hace que los beneficios de ambos lugares se aprovechen y que no haya desventajas de ningún tipo al usar estos servicios. Al analizar un hogar geriátrico Bogotá, un hogar geriátrico Fusagasugá y uno hogar geriátrico campestre entre las dos, que permite conectarse con ambos destinos y a la vez disfrutar de todos los beneficios del campo es fantástico. Por ello nuestros servicios como geriátrico especializado son especiales para tus seres queridos.

La vejez en el campo, en un hogar campestre 

La vejez en el campo, en un hogar campestre 

Siempre se ha visto que vivir cerca de la naturaleza es tranquilizador. Y lo cierto es que vivir en el un hogar campestre también atrae mayor paz, un espacio más grande y una libertad casi absoluta. El campo es tan tranquilo y pacífico que es un vigorizante natural. 

Hay muchos efectos positivos que son increíbles para los adultos mayores. Algo que es posible de vivir con tan solo tomar como referencia a los hogares geriátricos campestres, lo cuales te pueden brindar todos los beneficios de vivir en la ciudad, además de increíbles beneficios más.
 

Beneficios de vivir en un hogar campestre 

  • El aire que se respira es totalmente puro. En cualquier ciudad, por pequeña que sea, los miles de automóviles y las calles llenas de altísimos edificios y estructuras, hacen que la contaminación sea respirada por las personas sin poder hacer nada al respecto. Si nos fijamos, los buses y sus gases son un ejemplo claro de que vivimos rodeados de contaminación. Esto es evitable en los hogares geriátricos campestres pues el ambiente de ciudad se mezcla con la pureza de la naturaleza. 
  • El poder vivir sin prisas. El ambiente desenfrenado de la ciudad nos conlleva a vivir caminando y trasladándonos con prisa. Y aunque no la tengamos, estamos obligados a no saber con quién nos cruzamos y a vivir ajenos a nuestro alrededor. Vivir en hogares geriátricos campestres disminuye considerablemente nuestro nivel de estrés y agitación. 
  • El descansar y dormir en paz. Realizar esta actividad sin ruidos y sin luces entrando por la ventana es casi imposible de realizar en la ciudad. Aquí en la ciudad la actividad nunca se detiene, no hay un momento de paz. Por algo conocemos el dicho de las ciudades que nunca duermen. En los hogares geriátricos campestres podremos dormir y descansar en total silencio. Esto ayudará a que el sueño sea mucho más reparador y descansemos más y mejor. 
  • Es poder acceder más fácilmente a espacios abiertos y a paisajes sorprendentes, así como zonas rurales que nos invitan a realizar actividad física. 
  • Los problemas de estrés y ansiedad son menores y no se generan de la misma manera que en la ciudad. Muy conocida está la frase que dice que la enfermedad del siglo XXI es el estrés. 
  • El valor por la tradicionalidad en la que vivían nuestros antepasados es un recuerdo increíble y algo que todos deberían experimentar. Los hijos y nietos agradecerán mucho ese regalo que se les podrá ofrecer de vez en cuando. 
¿Qué deberían tener las habitaciones para ancianos? 

¿Qué deberían tener las habitaciones para ancianos? 

Algo muy necesario de analizar frente a la vejez, es pensar en cómo deberían ser las habitaciones para ancianos o qué deberían tener 

Sabemos que los abuelos deben estar en un lugar adecuado para ellos, que les facilite su estadía, movilización, alimentación, cuidados y atención, comunicación, etc. Entonces aquí te enseñamos lo más vital que debe existir en las habitaciones para ancianos. 

  • Teléfono: A los adultos mayores no les gusta estar incomunicados, por lo cual un teléfono es ideal para ellos. La familia y seres queridos podrán comunicarse a menudo. Es vital que se revise el volumen dependiendo de las capacidades auditivas de la persona, además de que los números sean grandes, para ayudar a la visión. Además, se recomienda que estas líneas telefónicas las tengan sólo personas cercanas para evitar incordios. 
  • Timbre de emergencia: Nunca se sabe cuándo pueda ocurrir una emergencia o una situación que requiera atención. Lo más propio es que este timbre se encuentre cerca de la cama, y si puede haber varios timbres en el hogar es mejor. Lo importante es que este botón tenga un fácil acceso. Con esto se puede hacer una rápida atención cuando el adulto mayor se encuentre solo. 
  • Cama con barandas: Además de que estas barandas son muy útiles a la hora de evitar caídas y reducir el riesgo de un accidente, ayudan a subir y a bajar al adulto mayor de la cama con menor esfuerzo. Otra cosa importante es que cuando el adulto mayor esté acostado, podrá moverse con más facilidad y cambiar de posición en la cama para seguir descansando cómodamente. 
  • Enfermero, técnico enfermero o cuidador: Hoy en día es necesario que los adultos mayores estén bajo supervisión de una persona que los pueda ayudar frente a cualquier situación, para que los cuide o para que los chequee de vez en cuando. Se ve que el mercado de los enfermeros y enfermeras, así como de cuidadores y cuidadores de personas de la tercera edad está creciendo, pues cada vez las personas le ven más relevancia a este tema. 
  • Calefacción: para un adulto mayor es necesario que en todo momento se encuentre en una temperatura graduada a sus necesidades. Los días a veces pueden ser muy calurosos y otras veces fríos, y estos cambios pueden ser muy agresivos para el cuerpo de los abuelos, y podría hacerlos enfermar. 
  • Piso o alfombra: Debe ser un piso antideslizable, para evitar todo tipo de accidentes al momento de la movilización. Recuerde que el adulto mayor no tiene la misma fuerza y equilibrio que los demás. 
  • Baranda de pared: Es ideal que la mayoría de paredes posibles tenga una baranda, para que la persona de la tercera edad pueda pararse y moverse con más facilidad. Además, se recomienda que en espacios como la habitación o el baño existan este tipo de ayudas 
  • Sillón de descanso: Es muy importante que pensemos en el descanso necesario de una persona de la tercera edad. Tanto para cuando quiera salir de la cama y descansar, así como para sus visitantes, es recomendable tener un cómodo sillón en las inmediaciones de la habitación.  
  • Almohadas ortopédicas: Una última recomendación es que, mientras el adulto mayor pasará mucho tiempo en cama, es necesario cuidar de su comodidad. Existen una gran variedad de almohadas ortopédicas en el mercado, ideales para cuidar de la persona mayor.
Características de un hogar geriátrico campestre 

Características de un hogar geriátrico campestre 

Nuestro Hogar Geriátrico el Recuerdo es un hogar geriátrico campestre en Fusa y cercanías, como la ciudad de Bogotá.

Posee una tendencia de construcción que se ubican alejados de las ciudades (principalmente para evitar el ruido y la contaminación). Estos lugares tienen un estilo de construcción similar al urbanístico, pues no se debe confundir con cabañas, las cuales en realidad no están diseñadas para que sean tomadas como viviendas. Los hogares geriátricos campestres no pierden el estilo y la comodidad, aunque no se encuentren en una zona urbana. 

Aquí en estos hogares geriátricos campestres los adultos mayores pueden disfrutar de un ambiente campirano al aire libre, pero disfrutando de un estilo de construcción que les permite disfrutar de todas las comodidades de un hogar en la ciudad. 

Ventajas de vivir en el campo o a las afueras de la ciudad 

Hay variadas ventajas que tiene el campo sobre la ciudad, en especial para los adultos mayores. Por ello en nuestro hogar geriátrico campestre aprovechamos al máximo estos beneficios. 

  • Menos prisa: una de las mayores ventajas que estos lugares alejados de la ciudad es la reducción de las prisas y las carreras que genera la ajetreada ciudad. Muchas personas valoran la tranquilidad que generan estos lugares, la cual también es una cura natural contra el estrés. 
  • Los huertos y cultivos: muchas personas aprovechan estos espacios en el campo para hacer sus propios cultivos y así aprovechar de productos frescos y gratis. Algunos ejemplos de esto son productos vegetales como los tomates o las lechugas, o las frutas, además de otros productos como leche o huevos. 
  • El cielo: uno de los mejores espectáculos de la naturaleza nos lo perdemos por culpa de la contaminación en la ciudad. Se trata del cielo estrellado en las noches, un paraíso visual increíble que sólo las personas con telescopios o que viven el campo pueden disfrutar. 
  • El ejercicio: la naturaleza nos llama, nunca antes mejor dicho. Y es que estar rodeado de naturaleza hace que nuestra salud naturalmente mejore. Según estudios, la mayoría de enfermedades y problemas respiratorios tienen origen en el aire contaminado de las ciudades. Así mismo, nuestro buen estado físico nos alienta inconscientemente a realizar más actividad física. 
Clínica geriatra, sus funciones y para qué sirven 

Clínica geriatra, sus funciones y para qué sirven 

Aquí podrás aprender más acerca de qué es una clínica geriatra y sus funciones 

Diferencia entre un hospital y una clínica (geriatra) 

Los centros de salud públicos y privados tienen muchas cosas en común, pero también muchas diferencias. Los entes de atención a la salud se dividen en dos grandes grupos, los cuales son las clínicas y los hospitales. Ambos son lugares donde atienden a personas con problemas de salud, para luego ofrecerles un diagnóstico y el tratamiento que requieran. 

Sin embargo, hay una diferencia sustancial entre estos dos tipos de centros de salud.  Los hospitales son instituciones públicas que dependen principalmente del Estado, el cual es un garante de la salud y del derecho a la vida de la ciudadanía. Se ofrecen para la población de pocos recursos, quienes no puedan costear una clínica. 

Las clínicas son lo contrario: se trata de instituciones privadas que dependen de los seguros de salud o de las personas que pueden pagar el servicio; ya que son empresas constituidas con fines de lucro para brindarles mejor atención y mayor comodidad a los pacientes, a cambio del pago que reciben por ello. 

A la atención hospitalaria se puede acceder previa presentación de un carnet de afiliación a algún ente gubernamental, lo cual se maneja de forma distinta en cada país, pero es una figura similar al seguro social y existe en todas las naciones. 

Los hospitales suelen ser centros de finalización para la formación de los médicos, por lo cual existe la figura del residente, la cual no se ve en las clínicas. A los hospitales se tiende a acudir en caso de emergencia; mientras a las clínicas se va en ocasión de dolencias que apunten hacia lo crónico y puedan ser atendidas a través de consultas con cita previa. 

Será la disponibilidad económica y el nivel de emergencia, el que dicte si se acude a un hospital o una clínica. 

Funciones de una clínica geriatra 

Una clínica geriatra es aquella entidad que se dedica a estudiar la vejez y todos los trastornos que la misma conlleva, es decir, está especializada ahonda en los aspectos preventivos, en los curativos y en la rehabilitación de aquellas enfermedades que aquejen a los ancianos o adultos mayores. 

Descubre aquí todo acerca de las labores y funciones de una enfermera geriatra

Descubre aquí todo acerca de las labores y funciones de una enfermera geriatra

Enfermera geriatra, todo lo que debes saber acerca de este maravilloso oficio y de sus diferentes funciones y labores 

¿Qué es una enfermera geriatra? 

Una enfermera geriatra es la enfermera especialista que se encarga del cuidado del adulto mayor. Cabe aclarar que este perfil es completamente desempeñable por parte de hombres y por parte de mujeres en igualdad de condiciones. 

¿Cómo trabaja una enfermera geriatra? 

Como sabemos, una enfermera geriatra suele trabajar junto con el adulto mayor, además de con sus familiares y seres queridos y su comunidad y entorno. Esto para permitir un correcto envejecimiento, con la mayor de las funcionalidades y una calidad de vida insuperable.  

¿Cuál es la importancia de una enfermera geriatra? 

La importancia de una enfermera geriatra radica en el satisfacer de las necesidades de la población que se encuentra en la tercera edad y además envejece día a día. Esta importancia se enaltece debido al aumento que han tenido la esperanza de vida del ser humano con los años, y la disminución de las tasas de fecundidad, ya que la proporción de seres humanos correspondientes a la tercera edad es cada vez mayor.   

Algunos datos curiosos podrían ser: 

  • Entre los años 2000 y 2050 se verá un aumento entre la población de adultos mayores, la cual pasará de unos 605 millones de ancianos a unos 2000 millones. 
  • Al fenómeno de este aumento de la proporción de adultos mayores es conocido como envejecimiento poblacional. 
  • En los países desarrollados son los más afectados por este aumento. 
  • En países como U.S.A. y Japón los ancianos en el 2010 componían el 13% y 23% de la población respectivamente. Se estima que para el 2050 estos porcentajes alcancen un 21% y un 36%. 
  • El aumento de contratación de los servicios de una enfermera geriatra a domicilio a incrementado a niveles exorbitantes.   

¿Qué roles debe desempeñar una enfermera geriatra? 

Hay diferentes factores en los cuales se desempeña una enfermera geriatra, y dichos factores afectan directamente al adulto mayor. Algo importante a tener en cuenta –aunque seguro es muy notorio y basta con observar un poco el panorama- es que los adultos mayores son mil veces más propensos a sufrir una o más patologías crónicas en comparación con el adulto joven. Algunas de estas enfermedades pueden ser: 

  • Diabetes 
  • Enfermedades cardiovasculares 
  • Cáncer
  • Artritis 
  • Discapacidad auditiva 
  • Demencia 
  • Alzheimer 

Este es uno de los motivos causales de que los adultos mayores acudan con mayor frecuencia a servicios de salud, y muchas veces requieran del cuidado de una enfermera geriatra. Además, los adultos mayores son propensos a tener caídas, el 20% de ellos presentan limitaciones en las actividades de su vida cotidiana, muchas veces requieren de planes de ejercitación y reacondicionamiento físico por parte de personal de enfermería geriatra, etc. 

Entre los variados entornos en los que suele desempeñarse una enfermera geriatra son el cuidado agudo en hospitales, la rehabilitación, el hogar de ancianos o bien, las residencias. Según expertos, se dice que, en la enfermería geriátrica, los adultos mayores son la actividad principal de la asistencia sanitaria.  

Los adultos mayores son más propensos a utilizar los sistemas sanitarios, esto debido al envejecimiento de la población y a la dificultad de las necesidades respecto a la atención de la salud que estos requieren. Por esto es que se pide a todos los médicos en general –no solo a una enfermera geriatra- que tengan conocimientos que se relaciones al adulto mayor, a su atención y a sus cuidados. 

Las funciones de la terapia adulto mayor y las distintas clases que hay 

Las funciones de la terapia adulto mayor y las distintas clases que hay 

Aquí podrás aprender más acerca de la terapia adulto mayor, además de aprender más sobre los distintos tipos que hay 

En distintos centros geriátricos se lleva a cabo terapia adulto mayor (una o varias, dependiendo el caso) con actividades lúdicas, recreativas y demás, que buscan una mejoría en cualquier ámbito para los adultos mayores. Es muy útil para el entretenimiento de los mismos, así como para trabajar como ejercicios para prevenir Alzheimer o cualquier otra enfermedad de demencia. 

La terapia (adulto mayor) no farmacológicas, pueden evitar que se desarrolle a mayor velocidad y empeore cualquier enfermedad mental; como lo nombrábamos anteriormente, el Alzheimer es una de las más tratadas. Estas terapias sirven de apoyo a los tratamientos farmacológicos convencionales y cada vez son más recomendadas por los especialistas, como medidas de mejora en la calidad de vida tanto del adulto mayor como de sus familiares. Con ellas también se busca reforzar las relaciones sociales, fortalecer el estado afectivo, incrementar la autonomía del enfermo en la medida de lo posible, prevenir su aislamiento y mejorar o controlar los trastornos de conducta. Estos son ejemplos de terapia adulto mayor. 

  1. Estimulación cognitiva: Es un conjunto de varias técnicas que se centra en mantener y optimizar el funcionamiento de las capacidades cognitivas, así como de enlentecer su deterioro, trabajando áreas como la memoria, el cálculo, la percepción, la atención o el lenguaje.
    Aunque también están pensadas para recuperar capacidades originales, cuando se aplican para tratar el Alzheimer se encaminan más al desarrollo de estrategias compensatorias, que sirvan como vía alternativa de las funciones perdidas. Varias investigaciones demuestran que, a pesar de la demencia, los enfermos conservan algo de capacidad de aprendizaje (plasticidad cerebral) que mejora o se deteriora menos gracias a la estimulación cognitiva.
    Los recursos en esta terapia para adulto mayor son muchos y variados, desde puzles, juegos, crucigramas y hojas de cálculo, hasta la utilización de los recuerdos para trabajar la memoria, o de la logopedia para mejorar el lenguaje. 
  2. Orientación a la realidad: Esta terapia tiene un carácter muy práctico y está dirigida principalmente a conseguir que el paciente mantenga el conocimiento sobre sí mismo y sobre el medio que le rodea durante el mayor periodo de tiempo posible, reduciendo así el malestar derivado de la confusión sobre quién es, dónde se encuentra y en qué momento.
    También incluye técnicas diversas y con ellas se trabaja la orientación temporal, la espacial y la personal. En la primera se sitúa en las horas, días, meses o estaciones del año, mediante calendarios, relojes, deduciendo a través del clima, etc. En la segunda la prioridad es distinguir dónde se encuentra, especialmente cuando se pasa la mayor parte del tiempo fuera de casa, en un centro de día o en una residencia de mayores. La orientación personal se centra en que el enfermo refresque la información sobre su identidad, su experiencia vital y las personas de su entorno. 
  3. Fisioterapia y ejercicio terapéutico: El ejercicio físico nos beneficia a todos, y particularmente a las personas que padecen Alzheimer, ayudándoles a dormir mejor, mejorar el estado de ánimo, mantener la movilidad, los reflejos, el equilibrio y la coordinación, mientras socializan con diferentes grupos. A esto se unen ventajas comunes del ejercicio terapéutico como pueden ser mejorar la salud cardiovascular, evitar dolores de espalda, etc.
    A medida que avanza el deterioro cognitivo las actividades se van simplificando, pero la fisioterapia resulta útil incluso en las fases más severas, a través de masajes, fomentando el movimiento pasivo o facilitando los cambios posturales. 
  4. Terapia ocupacional: Nos pasamos la mayor parte de nuestra vida realizando todo tipo de actividades que requieren habilidades manuales y cognitivas, no sólo para percibir un sueldo, también como entretenimiento, aprendizaje, relajación, etc. Continuar con alguna de estas labores como tratamiento de las personas con demencia es una forma de fomentar su relación con el entorno, y proporcionarles motivación e ilusión por el día a día.
    A través de tareas sencillas, se promueve que el paciente utilice las capacidades que todavía no han desaparecido del todo, y aunque es preferible elegir aquellas actividades afines o para las que siempre ha tenido una cierta facilidad (jardinería, costura, cocina, carpintería…), se busca una forma alternativa para ponerlas en práctica, acorde a su momento actual. 
  5. Terapia con perros: Como ya habíamos comentado, el tratamiento con perros produce en los enfermos de Alzheimer mejoras en el plano físico, social, emocional y cognitivo, repercutiendo de forma positiva en su estado de ánimo, motivación y movilidad general.
    Recordar el nombre de la mascota, darle de comer, pasearla, cepillarle el pelo, disfrutar de su compañía y de su afecto, son actos que benefician al paciente, tanto en su motricidad como en su memoria, especialmente si siempre ha sido una persona amante de los animales, ya que el afecto que desarrollan por ellos también contribuye a suplir pérdidas o carencias sociales. 
  6. Musicoterapia: Cuando las capacidades cognitivas se ven afectadas la música muchas veces sigue siendo un excelente medio para comunicarse y dejar salir la creatividad y las emociones, incluso cuando existen dificultades severas en el lenguaje. Actualmente se utiliza con éxito para tratar personas con Alzheimer, demencia, Parkinson, autismo o enfermedades psiquiátricas. Se ha demostrado que la musicoterapia estimula diferentes áreas de la memoria, contribuye a incrementar la autoestima, sirve como método de contacto con la realidad y es una base sólida para formar nuevas relaciones sociales. También se utiliza para evocar recuerdos o sensaciones agradables y en definitiva generar un profundo bienestar en los pacientes. 
  7. Estimulación multisensorial: La estimulación multisensorial se realiza en una sala preparada para ello, denominada sala o espacio snoezelen, en la que encontramos material técnicamente preparado para estimular de forma controlada nuestros órganos sensoriales: ojos, nariz, boca, piel y oídos. Este modelo importado de Holanda (de ahí su nombre) permite a los pacientes de Alzheimer disfrutar de la estimulación de los sentidos, a la vez que se relajan en un ambiente seguro y muy agradable. En la sala podemos encontrar pintura fluorescente, luces, música, sonidos de la naturaleza, peluches, texturas, piscinas de bolas o columpios y tumbonas, entre otros elementos. 
Cuidados de ancianos discapacitados y dependiente  

Cuidados de ancianos discapacitados y dependiente  

Aprende aquí más sobre los ancianos discapacitados y sus cuidados, para que sepas ayudar a adultos mayores y para prepararte para la vida de la tercera edad. 

Si hablamos de los cuidados de ancianos discapacitados, encamados o de los cuidados de un adulto mayor hospitalizado o en alguna situación en la que sea dependiente de la atención de otra persona, es bueno que se tengan en cuenta estos consejos: 

  • Ayúdele a sentirse una persona útil. Estimúlele para que haga cuanto pueda por sí mismo (aseo, comida, etc.). Si puede sentarse, es conveniente que lo haga al menos 2 horas por la mañana y 2 por la tarde. Anímele a moverse en la cama utilizando barandillas o asas. Si no puede sentarse, es aconsejable moverle los brazos y piernas. 
  • Mantenga la piel limpia, seca e hidratada. Lávele con agua tibia y jabón neutro, aclare minuciosamente y séquele sin frotar. Una vez por semana es aconsejable un baño completo. Proteja la piel de la zona del pañal con pomadas con óxido de cinc. No utilice polvos de talco. 
  • Mantenga la boca limpia. Utilice pasta de dientes o soluciones de agua oxigenada y agua a partes iguales. Use crema de cacao para los labios. 
  • Mantenga la habitación bien ventilada, con buena luz y una temperatura moderada. 
  • La cama conviene que sea alta, dura y ancha, y la ropa de cama, limpia, seca y sin arrugas. No utilice plásticos para proteger el colchón. 
  • Valore con su médico la necesidad de utilizar un colchón de aire o una cama articulada. 
  • Procure un ambiente de normalidad. Un trato cordial le tranquilizará. A veces sienten miedo y angustia. Conviene que disponga al lado de la cama de un sistema fácil de llamada a la familia (campanilla, timbre, etc.). 
  • Procure que las comidas sean atractivas, equilibradas y ligeras. Si tiene problemas de masticación déselas en forma de purés o papillas. Un buen aporte de líquidos, preferentemente de día, frutas, legumbres, verduras y cereales ayudan a combatir el estreñimiento. 
  • Cámbiele de postura cada 2 o 3 horas. Una vez al día mire si las zonas donde se apoya (talones, sacro, tobillos y cadera) están enrojecidas, si es así realice cambios posturales más frecuentes. Consulte con su enfermera la forma de disponer cojines según la posición del cuerpo para disminuir la presión. 
  • Actualmente hay tecnología para adultos mayores muy funcional. Entre estos encontramos algunos como lo son los gps para ancianos y discapacitados, útiles para ubicar ancianos discapacitados en silla de ruedas, adultos mayores con Alzheimer que pueden no recordar el camino a casa, etc. 
Cuidado de ancianos, un deber de toda la comunidad 

Cuidado de ancianos, un deber de toda la comunidad 

Aprende aquí mucho más sobre el cuidado de ancianos 

Cuidado de ancianos: Cuidados personales 

El cuidado de ancianos (si quieres aprender datos extras, como el cuidado de ancianos en casa, la dieta de los ancianos o como los hogares de cuidado para ancianos, no dudes en ir a estas URL’s de Hogar Geriátrico, Alimentación en el Adulto Mayor y Cuidados del Adulto Mayor) en el ámbito personal es muy importante para su desarrollo cotidiano, es por ello que debemos someter regularmente al adulto mayor a un chequeo médico y nunca permitir que asista a consulta solo; revisar y vigilar qué tipo de medicinas toma, y dárselas personalmente; analizar en forma detallada lo que le está sucediendo día tras día para informarle a su médico tratante; buscar signos de fiebre, enfriamiento o infección. Así mismo debemos: 

  • Motivar a que haga una rutina sencilla de ejercicios diariamente, si se encuentra en condiciones médicas para hacerlo. 
  • Si el caso lo amerita, podemos poner una señal que ubique el baño, para que el adulto mayor lo pueda encontrar; llevarlo al baño en un horario establecido, cada dos o tres horas; si el adulto mayor no orina cuando esté en el baño, podemos darle agua o abrir la llave del lavabo para que lo asocie con el deseo de orinar. 
  • Si es el caso ponerle calzones y pañales desechables, y proteger la piel del adulto mayor con vaselina y talco. 
  • Reducir el número de prendas de vestir; buscar ropa que sea lavable y que no requiera planchado. 
  • Revisar la temperatura de los alimentos para el adulto mayor; en caso de asistir a restaurantes, escoger aquellos de servicio rápido, donde haya tranquilidad y gran variedad de alimentos, explicarle al mesero la enfermedad de su familiar si se cree necesario, esto facilita mucho las cosas. 
  • Si el adulto mayor ya no come debe apoyarse en la alimentación con biberón o por sonda; esto queda a decisión de la familia y desde luego con asesoría profesional.  

Aseo personal 

En cuanto a este ámbito del cuidado de ancianos, el cuidado personal relacionado con el maquillaje para las mujeres, cepillado del cabello, la higiene bucal, el cuidado de las uñas y la acción de afeitarse, en algunos casos requerirá de la ayuda del cuidador, ya que el adulto mayor quizá carece de las habilidades motoras o de memoria para hacerlas por sí mismo, o tenga confusión en cuanto a los pasos a seguir.  

Problemas al vestirse y desvestirse 

Es probable que el adulto mayor haya perdido o esté perdiendo gradualmente habilidades motoras y de coordinación, olvide la manera de vestirse y desvestirse y pierda paulatinamente su autoestima. En ocasiones también insiste siempre en ponerse la misma ropa o se la pone al revés. Siempre hay que tener muy en cuenta estas cosas respecto al cuidado de ancianos y cuidar de que esté cómodo en todo momento. 

Renuencia a bañarse 

El adulto mayor puede dejar de bañarse porque ha perdido el interés por su higiene personal o porque se han incrementado sus miedos o fobias al agua y a las actividades relacionadas con el baño diario. También puede deberse a la vergüenza que siente el adulto mayor al ser asistido o vigilado, o al temor a meterse y salirse de la tina debido a la dificultad para recordar cuándo se bañó la última vez, a la apatía, a la depresión o al miedo a caerse. Las personas deben pensar en estos puntos clave respecto l cuidado para ancianos, y procurar tener empatía y tolerancia con ellos.