Aprende aquí mucho más sobre el cuidado de ancianos 

Cuidado de ancianos: Cuidados personales 

El cuidado de ancianos (si quieres aprender datos extras, como el cuidado de ancianos en casa, la dieta de los ancianos o como los hogares de cuidado para ancianos, no dudes en ir a estas URL’s de Hogar Geriátrico, Alimentación en el Adulto Mayor y Cuidados del Adulto Mayor) en el ámbito personal es muy importante para su desarrollo cotidiano, es por ello que debemos someter regularmente al adulto mayor a un chequeo médico y nunca permitir que asista a consulta solo; revisar y vigilar qué tipo de medicinas toma, y dárselas personalmente; analizar en forma detallada lo que le está sucediendo día tras día para informarle a su médico tratante; buscar signos de fiebre, enfriamiento o infección. Así mismo debemos: 

  • Motivar a que haga una rutina sencilla de ejercicios diariamente, si se encuentra en condiciones médicas para hacerlo. 
  • Si el caso lo amerita, podemos poner una señal que ubique el baño, para que el adulto mayor lo pueda encontrar; llevarlo al baño en un horario establecido, cada dos o tres horas; si el adulto mayor no orina cuando esté en el baño, podemos darle agua o abrir la llave del lavabo para que lo asocie con el deseo de orinar. 
  • Si es el caso ponerle calzones y pañales desechables, y proteger la piel del adulto mayor con vaselina y talco. 
  • Reducir el número de prendas de vestir; buscar ropa que sea lavable y que no requiera planchado. 
  • Revisar la temperatura de los alimentos para el adulto mayor; en caso de asistir a restaurantes, escoger aquellos de servicio rápido, donde haya tranquilidad y gran variedad de alimentos, explicarle al mesero la enfermedad de su familiar si se cree necesario, esto facilita mucho las cosas. 
  • Si el adulto mayor ya no come debe apoyarse en la alimentación con biberón o por sonda; esto queda a decisión de la familia y desde luego con asesoría profesional.  

Aseo personal 

En cuanto a este ámbito del cuidado de ancianos, el cuidado personal relacionado con el maquillaje para las mujeres, cepillado del cabello, la higiene bucal, el cuidado de las uñas y la acción de afeitarse, en algunos casos requerirá de la ayuda del cuidador, ya que el adulto mayor quizá carece de las habilidades motoras o de memoria para hacerlas por sí mismo, o tenga confusión en cuanto a los pasos a seguir.  

Problemas al vestirse y desvestirse 

Es probable que el adulto mayor haya perdido o esté perdiendo gradualmente habilidades motoras y de coordinación, olvide la manera de vestirse y desvestirse y pierda paulatinamente su autoestima. En ocasiones también insiste siempre en ponerse la misma ropa o se la pone al revés. Siempre hay que tener muy en cuenta estas cosas respecto al cuidado de ancianos y cuidar de que esté cómodo en todo momento. 

Renuencia a bañarse 

El adulto mayor puede dejar de bañarse porque ha perdido el interés por su higiene personal o porque se han incrementado sus miedos o fobias al agua y a las actividades relacionadas con el baño diario. También puede deberse a la vergüenza que siente el adulto mayor al ser asistido o vigilado, o al temor a meterse y salirse de la tina debido a la dificultad para recordar cuándo se bañó la última vez, a la apatía, a la depresión o al miedo a caerse. Las personas deben pensar en estos puntos clave respecto l cuidado para ancianos, y procurar tener empatía y tolerancia con ellos.

×
A %d blogueros les gusta esto: