Cuidados de ancianos discapacitados y dependiente  

Cuidados de ancianos discapacitados y dependiente  

Aprende aquí más sobre los ancianos discapacitados y sus cuidados, para que sepas ayudar a adultos mayores y para prepararte para la vida de la tercera edad. 

Si hablamos de los cuidados de ancianos discapacitados, encamados o de los cuidados de un adulto mayor hospitalizado o en alguna situación en la que sea dependiente de la atención de otra persona, es bueno que se tengan en cuenta estos consejos: 

  • Ayúdele a sentirse una persona útil. Estimúlele para que haga cuanto pueda por sí mismo (aseo, comida, etc.). Si puede sentarse, es conveniente que lo haga al menos 2 horas por la mañana y 2 por la tarde. Anímele a moverse en la cama utilizando barandillas o asas. Si no puede sentarse, es aconsejable moverle los brazos y piernas. 
  • Mantenga la piel limpia, seca e hidratada. Lávele con agua tibia y jabón neutro, aclare minuciosamente y séquele sin frotar. Una vez por semana es aconsejable un baño completo. Proteja la piel de la zona del pañal con pomadas con óxido de cinc. No utilice polvos de talco. 
  • Mantenga la boca limpia. Utilice pasta de dientes o soluciones de agua oxigenada y agua a partes iguales. Use crema de cacao para los labios. 
  • Mantenga la habitación bien ventilada, con buena luz y una temperatura moderada. 
  • La cama conviene que sea alta, dura y ancha, y la ropa de cama, limpia, seca y sin arrugas. No utilice plásticos para proteger el colchón. 
  • Valore con su médico la necesidad de utilizar un colchón de aire o una cama articulada. 
  • Procure un ambiente de normalidad. Un trato cordial le tranquilizará. A veces sienten miedo y angustia. Conviene que disponga al lado de la cama de un sistema fácil de llamada a la familia (campanilla, timbre, etc.). 
  • Procure que las comidas sean atractivas, equilibradas y ligeras. Si tiene problemas de masticación déselas en forma de purés o papillas. Un buen aporte de líquidos, preferentemente de día, frutas, legumbres, verduras y cereales ayudan a combatir el estreñimiento. 
  • Cámbiele de postura cada 2 o 3 horas. Una vez al día mire si las zonas donde se apoya (talones, sacro, tobillos y cadera) están enrojecidas, si es así realice cambios posturales más frecuentes. Consulte con su enfermera la forma de disponer cojines según la posición del cuerpo para disminuir la presión. 
  • Actualmente hay tecnología para adultos mayores muy funcional. Entre estos encontramos algunos como lo son los gps para ancianos y discapacitados, útiles para ubicar ancianos discapacitados en silla de ruedas, adultos mayores con Alzheimer que pueden no recordar el camino a casa, etc. 
Cuidado de ancianos, un deber de toda la comunidad 

Cuidado de ancianos, un deber de toda la comunidad 

Aprende aquí mucho más sobre el cuidado de ancianos 

Cuidado de ancianos: Cuidados personales 

El cuidado de ancianos (si quieres aprender datos extras, como el cuidado de ancianos en casa, la dieta de los ancianos o como los hogares de cuidado para ancianos, no dudes en ir a estas URL’s de Hogar Geriátrico, Alimentación en el Adulto Mayor y Cuidados del Adulto Mayor) en el ámbito personal es muy importante para su desarrollo cotidiano, es por ello que debemos someter regularmente al adulto mayor a un chequeo médico y nunca permitir que asista a consulta solo; revisar y vigilar qué tipo de medicinas toma, y dárselas personalmente; analizar en forma detallada lo que le está sucediendo día tras día para informarle a su médico tratante; buscar signos de fiebre, enfriamiento o infección. Así mismo debemos: 

  • Motivar a que haga una rutina sencilla de ejercicios diariamente, si se encuentra en condiciones médicas para hacerlo. 
  • Si el caso lo amerita, podemos poner una señal que ubique el baño, para que el adulto mayor lo pueda encontrar; llevarlo al baño en un horario establecido, cada dos o tres horas; si el adulto mayor no orina cuando esté en el baño, podemos darle agua o abrir la llave del lavabo para que lo asocie con el deseo de orinar. 
  • Si es el caso ponerle calzones y pañales desechables, y proteger la piel del adulto mayor con vaselina y talco. 
  • Reducir el número de prendas de vestir; buscar ropa que sea lavable y que no requiera planchado. 
  • Revisar la temperatura de los alimentos para el adulto mayor; en caso de asistir a restaurantes, escoger aquellos de servicio rápido, donde haya tranquilidad y gran variedad de alimentos, explicarle al mesero la enfermedad de su familiar si se cree necesario, esto facilita mucho las cosas. 
  • Si el adulto mayor ya no come debe apoyarse en la alimentación con biberón o por sonda; esto queda a decisión de la familia y desde luego con asesoría profesional.  

Aseo personal 

En cuanto a este ámbito del cuidado de ancianos, el cuidado personal relacionado con el maquillaje para las mujeres, cepillado del cabello, la higiene bucal, el cuidado de las uñas y la acción de afeitarse, en algunos casos requerirá de la ayuda del cuidador, ya que el adulto mayor quizá carece de las habilidades motoras o de memoria para hacerlas por sí mismo, o tenga confusión en cuanto a los pasos a seguir.  

Problemas al vestirse y desvestirse 

Es probable que el adulto mayor haya perdido o esté perdiendo gradualmente habilidades motoras y de coordinación, olvide la manera de vestirse y desvestirse y pierda paulatinamente su autoestima. En ocasiones también insiste siempre en ponerse la misma ropa o se la pone al revés. Siempre hay que tener muy en cuenta estas cosas respecto al cuidado de ancianos y cuidar de que esté cómodo en todo momento. 

Renuencia a bañarse 

El adulto mayor puede dejar de bañarse porque ha perdido el interés por su higiene personal o porque se han incrementado sus miedos o fobias al agua y a las actividades relacionadas con el baño diario. También puede deberse a la vergüenza que siente el adulto mayor al ser asistido o vigilado, o al temor a meterse y salirse de la tina debido a la dificultad para recordar cuándo se bañó la última vez, a la apatía, a la depresión o al miedo a caerse. Las personas deben pensar en estos puntos clave respecto l cuidado para ancianos, y procurar tener empatía y tolerancia con ellos.

¿Cómo hacer felíz al adulto mayor?

¿Cómo hacer felíz al adulto mayor?

Desafortunadamente, el envejecimiento puede dar motivos para generar sensación de mal humor y descontentos incluso a los mas alegres, algunas razones frecuentes son dolor físico y emocional. La artritis y otros dolores crónicos pueden llevar a un comportamiento brusco. Perder amigos de por vida por la enfermedad o la muerte es deprimente para la mayoría de las personas. Los problemas de memoria y las fallas cognitivas son frustrantes e incluso atemorizantes. Además, no es fácil para el adulto mayor cambiar roles debido a su nueva condición.

Como cuidadores es nuestro deber generar bienestar emocional a las personas mayores. No siempre se tendrá éxito, pero si tenemos la mejor disposición y el máximo cuidado los resultados indudablemente serán favorables.

Algunas sugerencias para hacer feliz al adulto mayor son:

Desafortunadamente vivimos en una sociedad donde  la discriminación por edad no ha desaparecido. Debemos valorar y celebrar la sabiduría y experiencia del adulto mayor  en lugar de observar sus desventajas. Es fácil para las personas mayores sentir que son invisibles o una carga y es nuestro deber evitarlo, engrandeciendo sus acciones y palabras..

Los recordatorios físicos de los buenos recuerdos pueden traer sonrisas. Los álbumes de fotos por sí solos pueden traer sonrisas a muchos ancianos, incluso a los ancianos con graves problemas de memoria. Cuanto más graves sean los problemas de memoria, mayores serán las imágenes.

La música edificante de una época en la que el anciano disfruta, junto con una buena compañía, a menudo puede sacar a un ser querido gruñón del mal humor. Un cuidador sonriente puede hacer magia en el adulto mayor con el baile y el canto

El aburrimiento es a menudo la causa de estados de ánimo gruñones. Cuando las personas tienen demasiado tiempo para pensar en sus amigos perdidos, las actividades que ya no pueden disfrutar y su dolor físico, pueden caer en una depresión emocional.

Si el adulto mayor era del tipo de persona que amaba quejarse cuando era más joven, es probable que no cambie esa tendencia ahora, debemos respetar y entender la personalidad del adulto mayor. Algunas personas son más felices si pueden hablar de lo difícil que son los demás y de cómo nadie hace nada bien, permita que el adulto mayor se queje. Cuando este es el caso los cuidadores deben cambiar su propia actitud para evitar choques con las personas mayores. La mejor actitud que se debe adoptar con los abuelos para convivir con tranquilidad y generarles sensación de bienestar es: no tomarse nada personal, no discutir, no reprochar, dejar que las cosas fluyan, a menos que por supuesto haya una necesidad de convencer al adulto mayor de algo distinto a lo que el piensa por su propio bienestar.

Beneficios de un hogar geriátrico para el adulto mayor

Al ingresar a esta hermosa etapa de la vida, muchos adultos mayores pueden desarrollar discapacidades o enfermedades características de la edad. Mientras que algunas personas mayores no tienen problemas de salud, muchas luchan con la fragilidad, la incontinencia, las caídas frecuentes, los problemas de la memoria y los efectos secundarios relacionados con los medicamentos.

Las condiciones de salud del adulto mayor pueden causar que los miembros de la familia y amigos, sientan estrés y tensión por la nueva situación y responsabilidad. Para el adulto mayor también puede ser estresante o incomodo sentir que depende tanto de sus hijos, puede sentirse agobiado al percibir que su independencia disminuye y que para sus familiares se vuelve complejo cuidarlos. La libertad y la autosuficiencia son una parte crucial del mantenimiento de la salud mental y emocional en las personas mayores.

El adulto mayor disfruta de poder elegir las actividades que desea realizar y de participar activamente en la comunidad. Entendemos que las personas mayores quieren conservar su independencia como cualquier otra persona. Algunos adultos mayores no se sienten cómodos al decirles cuanta ayuda necesitan o que no pueden realizar ciertas actividades, en nuestro hogar nos enfocamos en brindar un apoyo permanente que les permita sentirse cómodos, pero sin afectar su independencia y preferencias.

El cuidado profesional en nuestro hogar brinda apoyo y vigilancia permanente respetando a las personas mayores, permitiéndoles mantener la independencia que desean y merecen.

La situación de cada persona es única, y es importante que las familias que cuidan a sus seres queridos sean flexibles y sepan que las necesidades de atención cambiarán con el tiempo, a veces con frecuencia y / o inesperadamente.

En nuestro hogar evaluamos una serie factores para determinar qué atención individual necesita cada adulto mayor.Es indispensable evaluar el estado de salud del adulto mayor para determinar las necesidades de cuidado y la frecuencia de cuidado que se debe proporcionar. Si se tienen claras las condiciones del adulto mayor se podrá garantizar excelente atención y calidad de vida del adulto mayor.

Durante la estadía de las personas mayores en nuestro hogar también evaluamos constantemente la evolución y cambios de salud para identificar casos de rehabilitación, seguridad y atención temprana en caso de enfermedades. Prestar siempre el mejor servicio integral que garantice la calidad de vida del adulto mayor es nuestra prioridad.

  • Un análisis continuo del comportamiento y necesidades del adulto mayor permiten:
  • Mejorar los resultados de salud
  • Posponer el inicio de la discapacidad
  • Reconocer cambios en la salud antes de que se vuelvan agudos
  • Mejorar la calidad de vida
  • Ahorrar en los costos de atención médica
  • Identificar necesidades de rehabilitación
  • Ofrecer oportunamente servicios de planificación para aumentar la seguridad
  • Descubrir enfermedades en etapa temprana
  • Determinar la capacidad de un adulto mayor para cuidar de sí mismo
  • Identificar y corregir los riesgos de caídas

Para brindar calidad de vida al adulto mayor, también es apropiado tener en cuenta, los gustos, aversiones, historia personal, intereses y pasatiempos. Es relevante para nosotros comprender la dinámica que tiene el adulto mayor con su familia para brindar comodidad y tranquilidad a ambas partes.

En el hogar geriátrico campestre el Recuerdo creemos que las evaluaciones exhaustivas de atención geriátrica conducen a relaciones más fuertes entre el adulto mayor y sus cuidadores, una atención general de mayor calidad y una mayor satisfacción del cliente.

 

Consejos para cuidar al adulto mayor

Consejos para cuidar al adulto mayor

Mantenga activo a su ser querido.

El ejercicio puede ayudar a proteger a las personas mayores de las enfermedades, incluso puede resultar en grandes beneficios de salud para aquellos que han sido sedentarios durante muchos años. La actividad física constante ayuda considerablemente a mantener al adulto mayor ocupado en cosas saludables y con excelente estado de ánimo.

Las personas mayores deben realizar 30 minutos de actividad de intensidad moderada con la mayor frecuencia posible.

Aquellos que realizan actividades más intensas donde el ritmo cardíaco es significativamente elevado y la respiración es más pesada, deben hacer ejercicio por lo menos 20 minutos al día, tres días a la semana. Los ejercicios de fortalecimiento de peso (utilizando pesas, bandas de resistencia o peso corporal) se deben realizar dos o tres veces por semana en días no consecutivos. También es necesario realizar ejercicios de flexibilidad durante al menos 10 minutos todos los días y siempre antes de realizar ejercicios de fortalecimiento.

Es natural que algunos adultos mayores no puedan hacer ejercicio de forma independiente, o con tal intensidad, en ese caso, ellos pueden beneficiarse de actividad física parcial y moderada con el apoyo y supervisión de profesionales.

Dialogue con el adulto mayor

Apoyar a los seres queridos mayores se debe asumir como un privilegio y no una obligación

Disfrute de conversaciones placenteras con el adulto mayor. Hablar creará 3 efectos positivos: los ancianos se sentirán respetables y dignos, se sentirán más conectados y entrarán en el viaje de la nostalgia y esas conversaciones familiares profundizarán el vínculo familiar.

Antes de tomar cualquier decisión relacionada con el cuidado del adulto mayor, considere la opinión de ellos. Por ejemplo, para escoger un hogar geriátrico para ellos, es indispensable visitar los posibles lugares con el adulto mayor para valorar su opinión y así escoger el lugar considerando sus expectativas y satisfacción.

Cambios en el estilo de vida

Probablemente las familias y el adulto mayor tienen diferentes estilos de vida. Los ciclos de sueño, las preferencias de alimentos, el nivel de ruido, los calendarios sociales, los intereses y las actividades pueden necesitar ajustes para garantizar una transición feliz. Si las necesidades de cuidado se vuelven pesadas, trate de disponer de un tiempo libre para las tareas de cuidado («respiro») y/o visite un hogar geriátrico con profesionales de la salud capacitados para brindar bienestar al adulto mayor.

Beneficios de un ambiente natural para el adulto mayor

Beneficios de un ambiente natural para el adulto mayor

En nuestro hogar campestre para el adulto mayor contamos con fácil acceso a espacios transitables. Tenemos un gran espacio campestre que le brinda a cada huésped el suficiente espacio sin obstáculos ni escaleras, todo en un solo nivel para garantizar que pueda caminar constantemente al aire libre sintiéndose libre y relajado mientras respira aire puro.

Sabemos que es esencial proporcionar rutas y senderos seguros rodeados de espacios verdes que benefician la salud física y mental del adulto mayor.

 

Realizar actividad física en nuestros grandes espacios verdes genera sensación de relajación, tranquilidad y satisfacciones en nuestros huéspedes.Sin duda los efectos de habitar un hogar campestre contribuyen muy positivamente a la salud mental del adulto mayor.

Diversos estudios han mostrado que la frecuencia y la cantidad de tiempo que el adulto mayor pasa en un ambiente rural esta relacionado con la sensación de bienestar mental.

Incluso mirar por la ventana hacia nuestro jardín y las hermosas montañas que nos rodean pueden contribuir a reducir el estrés y mejorar la salud cognitiva. Estos beneficios de nuestro hogar campestre pueden ser especialmente importantes para el adulto mayor, que sufre de estrés debido a situaciones adversas que ha vivido como la pérdida de un ser querido.

Las caminatas, encuentros y actividades grupales en los espacios verdes de nuestro gran hogar campestre mejoran la calidad de vida de las personas mayores al promover las relaciones sociales en un ambiente tranquilo y natural.

La soledad y el aislamiento pueden ser un problema especialmente difícil para los adultos mayores y estas interacciones sociales en un ambiente favorable pueden ayudar a aliviar parte de esta soledad.

Para las personas con movilidad limitada, los espacios naturales al aire libre de fácil acceso pueden proporcionar un salvavidas para las interacciones sociales que es posible que no se realicen en otro lugar.

×